martes, septiembre 30, 2008

Cuando la vida se torna sutilmente...







Conglomerada...

Si, o es que no lo han notado??? En la calle, en el auto, en el metro, en la cola de las tortillas, en la cola del cine, en la cola del banco... Bueno en las ene mil colas que hacemos todos los días... en los baños públicos... hasta en el tianguis tenemos que esperar para pasar, para pagar, para tooooodo!!!!!!

Somos muchos y cada vez somos mas... y es preocupante, a mi por lo menos esa conglomeración me ha llevado a pensar en el no tener hijos... *eso y la profecía maya de que el mundo se acaba en el 2012*. En una revista leí que es cuestión de ecología el decidir no tener hijos y no me parece del todo alocada.

Cuantos pequeños no hay por ahí sin padres y sin hogar... tal vez seria ecológico el adoptar... pero realmente instituirlo de esa manera y así no traemos otro ser inocente al mundo y ayudamos a los inocentes que alguien no tan inocente abandono a la buena *o mala* de Dios por quien sabe donde.

No quisiera ni pensar a donde vamos a llegar cuando los recursos naturales *que ya están hechos un desmadre* se nos acaben de verdad... siendo tantos y tan egoístas *aceptémonos humanos, somos re egoístas!!* Nos vamos a jalar de las greñas por sobrevivir y vendrá una selección natural donde los mas fuertes *o en nuestra realista sociedad, los que tengan mas dinero* serán aquellos que se queden y los demás nos vamos derechito a chingar a su madre... LITERAL!!!

Piénsenlo bien antes de traer una personita mas... y si lo hacen no olviden decirle que el fin del mundo esta por venir!!!!!!!!!!!!! (Ando de pájara pesimista hoy)... pero en realidad piénsenlo... somos tantos ya... y seguimos cada minuto siendo mas.... Por acá se dice que todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar pero todo jarrito tiene su limite no????

O Uds. que opinan???

Vuelo...

9 comentarios:

yolanda dijo...

pajarita, que pesimista estás ¿no? por aquí hay un dicho que dice que "no hay que mezclar churras con merinas" y cuando hablas de ecología y tener hijos me lo ha recordado. Si es cierto que hay muchos niños sin padres y los mass media nos lo recuerdan con imágenes de niñas chinas en horfanatos, niños abandonados en rusia, niños viviendo en ls calles en sudamérica, áfrica..... pero también existen muchas trabas para que la gente puedan adoptar. También hay personas que quieren adoptar por la "alegría" o satisfacción personal de tener un hijo y no por la alegría de dar a un niño una familia.
Reflexión interesante la tuya, pero ecológica no lo creo.
Saludos Pajarita. Fue un gusto leerla aquí también.

aKyT@ dijo...

Neeeh no creo que el mundo acabe en el 2012, por lo pronto yo mejor sigo pensando en la lista de lugares y bichos que hay que conocer antes que ya no existan!, el glaciar es mi top 1 y de ahi la barrera australiana (le dan unos 10 años antes de que este blanca blanquisima), de los niños ahhh no! si la que iba a seguir con esto del apellido en la posteridad eras tu!! aca la hippie radical soy yo! bueno adoptado se acepta si no es amarillo jejeje adosh! ahh ya tengo nextel!! iuuujuu

Mariposa de humo dijo...

Pajarita bonita... Espero que ya estés recuperada de tu tristeza (o pesimismo). A veces los ánimos andan así, nublados...
Déjote una flor que colorée tu sonrisa. :)

Jorche dijo...

La verdad yo opino igual que tú!! quizás ya no se acostumbran esas familias numerosas de 8 hijos, debido a cuestiones culturales, económicas, etc. pero aún así y aunque sea de uno o de dos, la gente sigue trayendo niños al mundo a los que son incapaces de mantener, atender, educar y querer. Cuantos hijos fuera del "matrimonio", cuantos embarazos no deseados (por lo mismo, no amados), cuantos abandonos... Los que viven en el DF saben que esto es una jungla, los recursos se agotan, la gente esta consumiendo todo, somos demasiados, el día se va en hacer una cosa, dos si te va bien, hay demasiada competencia, no hay trabajo, hay sobrecupo en escuelas, hospitales, cárceles... pesimismo?? no lo creo, es la realidad señores!!! y si, es una reflexión ecológica, por llamarla de algún modo, no es natural ni bíológica si quieren, pero si necesitamos considerarlo... un abrazo pajarita!! cuando te veo?? hay mucho que platicar!!

Elena Ospina dijo...

eso... no hay que poner huevos!,,,ja

Yeruza dijo...

pues yo quiero poner muchos huevos y tener muchas pollitas

;)

Mr Dupeyron dijo...

pensamientos fatalistas que atacan diredctamente a los fundamentos principales de la vida
el reprodicurse
el conservar la especie
el existir
a mi me da mas miedo le gente ke piensa asi

hace mucho no te leo
te mando un saludo desde la manzanita

Pajara Pinta dijo...

y creo que mi post supo un poco amargo y la verdad no era la intencion... solo pienso que si vamos a traer mas ninos al mundo deberia ser de una manera super responsable, precisamente por la conservacion de la especie... y manteniendo la idea de que aunque seamos fertiles no todos estamos capacitados para ser padres... y tambien en el pensar en la adopcion como una manera de conservar y evolucionar....

Es una idea... tan solo....

gracias a todos!

carlosasecas dijo...

Estimadísima pájara: antes que ná, un abrazote.

Uy, me hizo recordar una "postura" que asumí a los... creo que tenía 10 años de edad, precisamente con los mismos fundamentos: sobrepoblación y abuso de los recursos naturales. En aquél entonces, jamás imaginé los bordes casi apocalípticos por los que pasamos ahora -y es seguro que viviremos para verlos aún más críticos-. Sin embargo, por un descuido, hace año y medio me avisaron que iba a ser padre y, en lugar de "malviajarme" o buscar que eso no se concretara, ocurrió todo lo contrario: asumí la responsabilidad con una inusitada alegría: organicé todo para irme a vivir a Colombia -donde vive la susodicha-, pero al final todo resultó una falsa alarma, sólo una "prueba" para "verificar" qué tanto estaba dispuesto a hacer para estar con ella. En fin, esto ya se va yendo por otros lares, así que mejor concluyo con esto: creo que, por más convicciones tenga uno respecto a su entorno, la casualidad termina por definir las actitudes y acciones de uno -incluído tener o no descendencia-: finalmente, uno jamás tiene el control de nada y en esa serie de acontecimientos inesperados, uno sólo termina por responder a las circunstancias, eso sí, de una forma que nos devuelve la capacidad de asombro.
Otro abrazototote y es un gusto reencontrarle por estas virtualidades.